fbpx

Compartir es vivir + Detonadores de convivencia

En Covive queremos celebrar la esencia humana de compartir espacios, recursos y experiencias, para que compartir sea por gusto (y no solo por necesidad). Por eso trabajamos para que todos los habitantes conviertan su casa en un hogar. Donde bajo la premisa de la diversidad, se pueda convivir con armonía y empatía.

Después de muchos meses en operación nos dimos cuenta que la parte más difícil de vivir con extraños es dar el primer paso para conocerlos y convertirse en compañeros de casa. El mayor reto que tenemos es ayudar a que las casas sean un espacio de convivencia, por lo que siempre buscamos dar empujoncitos, para así ayudar a construir una comunidad más unida sin que se pierda el encanto de la espontaneidad.

Diseñar para compartir es nuestro mayor reto, porque partimos de que la forma en que nos relacionamos entre las personas depende mucho de nuestro contexto. Por eso, siempre estamos pensando en cómo mejorar la experiencia física, digital y sensorial de nuestra comunidad. Es por ello que estuvimos pensando en cómo los componentes en una casa pueden nutrir a la comunidad. Así surgió la idea de diseñar objetos que ayuden a detonar la convivencia trascendental (más allá de lo superficial), para que los habitantes tengan más herramientas para convertir a los extraños en compañeros, a los compañeros de casa en amigos para toda la vida.

¿Qué son los objetos de convivencia?

A lo largo de los últimos meses hemos estado trabajando en desarrollar y aterrizar nuestras ideas, diseñarlas y pensar cómo implementarlas. Con esto en mente fue como nació la idea de la miel del cuidado, el recetario de la casa, el juego de cartas y otras cosas que más adelante, les iremos platicando a detalle. Todos estos objetos tienen como único objetivo, que la comunidad de Covive, se acerque más entre sí, brindándole la oportunidad de conocerse, escucharse, compartir. Los objetos forman parte de la casa, pero también generan un ambiente más cálido y nos ayudarán a convivir y conocernos. Cada uno de estos objetos tiene como raíz los valores que sabemos necesarios para ser la comunidad vibrante que tanto anhelamos:  respeto, diversidad, empatía, pertenencia, comunicación y resiliencia. Buscamos plasmarlos en cada uno de los detonadores de convivencia, para que fluir sobre ellos, suceda de forma natural, divertida y acogedora. 

Para nosotros esto ha sido un gran reto, nos ha puesto a imaginar qué comunidad queremos, cómo podemos ayudar a que mejore y se consolide, siempre contemplando y enraizando todo en nuestros valores y reglas de oro, intentando impregnar cada rincón de las casas con la esencia de Covive. Sabemos que esto es sólo el inicio de varios esfuerzos, ideas e intervenciones que queremos hacer para alimentar día con día nuestra comunidad y el panorama, se ve bastante alentador.

 

Compartir publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

También te puede interesar

WhatsApp chat