fbpx

5 tips para mantenerte organizado en espacios de Co-living

apartment-blinds-cabinets-chairs-349749

Si bien es cierto que vivir en un espacio de co-living conlleva numerosos beneficios – como contar con una comunidad de amigos, no preocuparte porque tus roomies no paguen la parte de las cuentas que les corresponde, no preocuparte por quién hará la limpieza la semana que viene, entre otras ventajas- también es cierto que todos tenemos un poco que aprender sobre cómo compartir de la mejor manera los espacios en los que habitamos con un grupo de personas únicas con sus propios gustos e intereses.

 

¡La buena noticia es que no es difícil mantener la buena vibra y la armonía en tu espacio compartido! Aquí les mostramos 5 tips para lograrlo.

 

  1. Planea tus comidas antes de hacer la despensa

¿Qué tan seguido te pasa que compras comida que al final termina en el fondo del refrigerador viéndose como pegajoso el de los cazafantasmas? Esto puede evitarse de forma sencilla si planeas lo que vas a cocinar antes de comprar comida que en realidad no vas a utilizar. Existen cientos de páginas con recetas ricas y prácticas que te pueden ayudar a planear tu siguiente festín sin gastar de más y sin desperdiciar alimentos.

 

  • Usa tu equipaje a tu favor

No estás utilizando tu equipaje al full si no estás guardando en él tu ropa fuera de temporada y objetos que no usas tanto pero que aún guardan un espacio en tu corazón y no te quieres deshacer de ellos. Con espacio limitado para guardar, tu equipaje representa tu mejor aliado.

 

  • Mantén los espacios comunes libres de artículos personales

Es sumamente tentador llegar, quitarte los zapatos y la chamarra y dejarlos en la sala, total sólo descansarás 5 minutos y ya luego los puedes recoger o dejar tu material de trabajo en la mesa la noche anterior porque temprano en la mañana vas a acomodarlo para partir a la escuela o el trabajo. Sin embargo, cuando convives en una casa donde hay una variedad de horarios de llegada, de salida, de comer, etc, en realidad nunca se sabe cuándo alguien más va a necesitar usar esos traste, la cocina o la mesa. Para entenderlo de manera sencilla, si no estás presente en los espacios comunes, tus pertenencias tampoco deberían estarlo.

 

  • Realiza limpieza grupal una vez al mes

Si bien es cierto que en la mayoría de los co-loving se realiza la limpieza de los espacios de manera periódica; también es cierto que el personal de apoyo no toca las cosas personales de los habitantes. Por lo tanto, si hay comida caducada en tuppers, cajas vacías de cereal, té o café, artículos y electrodomésticos propios de los habitantes que están descompuestos, etc, el personal de limpieza no va a deshacerse de él. Por esto es una buena práctica que, al menos una vez al mes, se junten para ordenar y limpiar la casa y poderse deshacer de cosas que ya no se están utilizando y solo ocupan espacio.

 

  • Respeta a tus roomies

A nadie le gusta llegar hambriento a casa después de un largo día de trabajo sólo para encontrarse con que la cocina está sucia, los sartenes sucios y amontonados en el fregadero y la mesa llena de trastes usados y darse cuenta de que, antes de poder prepararse la cena, van a tener que lavar y recoger para poder lograrlo; o levantarse en la mañana corriendo para tomarse un baño y toparse con un montón de ropa sucia tirada en el piso. Si tu respetas el derecho de tus roomies de vivir de manera limpia y confortable en su propia casa, lo más probable es que ellos respeten tu mismo derecho de vuelta.

 

Una de las grandes ventajas que tenemos de vivir en co-living es la comunidad que formamos entre todos, por lo que respetarnos los unos a los otros hace de la experiencia de compartir algo placentero.

Compartir publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

También te puede interesar

Mireya Molina

LA VOZ DE MIREYA MOLINA

Mireya, norteña de corazón, Arquitecta miembro del equipo de operaciones y mantenimiento en Covive. Empleando mis conocimientos para que las…
WhatsApp chat